Ficha del libro:

Autor: Scipio Slataper

Traducción: Pepa Linares

Prólogo: Claudio Magris

Ilustración: Owen Gent

144 páginas

16 Euros

ISBN: 978-84-941235-2-8

Diciembre 2013

2ª edición

Mi CarsoMi Carso, obra maestra de la literatura italiana del siglo XX y única novela de Scipio Slataper, fue concebida por su autor como una suerte de autobiografía lírica, articulada en torno a tres periodos cruciales de su vida. Piedra angular de la brillante tradición literaria triestina e impregnada del espíritu fronterizo que la caracteriza, Mi Carso es un texto de rara y agreste belleza, en cuyas páginas conviven, en asombroso cruce de géneros, la novela, la reflexión filosófica y el poema en prosa.

Esta pieza, inédita hasta ahora en español, fue escrita poco antes de la muerte de su autor en el frente durante la Primera Guerra Mundial. Mi Carso es un canto nostálgico a la tierra natal, a la infancia y al amor perdidos, a la par que el valioso recuento vital de un hombre que supo captar, con una sensibilidad y una agudeza excepcionales, el espíritu de su tiempo. En una Europa a punto de partirse en dos, Slataper nos legó un testimonio áspero y conmovedor, con plena vigencia en nuestros días.
 

  • Scipio Slataper nació en 1888 en la ciudad italiana de Trieste, entonces parte del Imperio Austrohúngaro. Colaboró en la revista La Voce, dirigida por Giovanni Papini, con una serie de artícu­los sobre la situación cultural del momen­to, recogidos en el volumen Lettere triestine (1909), y lideró el círculo de intelectuales triestinos entre los que se encontraban el novelista Giani Stuparich y el poeta Umber­to Saba. En 1912 publicó su obra cumbre, Mi Carso, que sería traducida al francés por el escritor Benjamin Crémieux. Al estallar la Primera Guerra Mundial, se ofreció como voluntario para combatir en las filas del ejér­cito italiano. Desde su prematura muerte durante la contienda, la figura y la obra de Slataper han ejercido una influencia crucial en la creación y el desarrollo de la identidad literaria triestina, desde Italo Svevo hasta Claudio Magris.

Prensa