«Whitechurch destaca por lo inmaculado de sus tramas y por la precisión de los hechos narrados.»
Dorothy L. Sayers